¿Qué pasa con las enfermedades crónicas del sistema locomotor?

 

En este caso es necesario diferenciar qué tipo de enfermedad es, el tratamiento, etc. Esto solo puede hacerlo un médico, y de hecho tu médico, que es quien conoce tu historia y marca el tratamiento. No obstante, desde Médicos por la Seguridad Vial hacen una recopilación de consejos para estos casos, que vale la pena mencionar aquí.

  1. Por parte de los médicos, han de transmitirse a los pacientes los consejos sobre la interferencia en la conducción de su patología y del tratamiento prescrito.
  2. Un paciente con enfermedad crónica del sistema locomotor ha de recordar que, como peatón, debe medir sus capacidades al cruzar la vía pública.
  3. Como conductores es necesario planificar los viajes, conducir acompañados y evitar situaciones de riesgo por causas externas (de noche, con condiciones climatológicas adversas,…).
  4. Muy importante mantener los horarios de descanso, comidas y de las tomas de medicación.
  5. Mejor el trayecto habitual, y lejos de las horas punta.
  6. Algunos efectos secundarios de la medicación pueden  interferir con la conducción.
  7. Han de extremarse las precauciones, aumentar la distancia de seguridad, respetar los límites de velocidad y ejecutando maniobras seguras.
  8. Para pacientes con limitaciones del sistema locomotor, en trayectos largos, es bueno parar cada hora y relajar los músculos.
  9. Deben disponer de un informe actualizado de la situación clínica concreta, para en cualquier momento poder evaluar la capacidad de conducción en los centros de reconocimiento. Esto es muy importante por que en el reconocimiento se pueden establecer puntualizaciones, o recomendar mecanismos de adaptación que posibiliten, o faciliten, la conducción.

 

ARTICULO COMPLETO: http://www.circulaseguro.com/conducir-con-molestias-o-lesiones-que-debemos-tener-en-cuenta/

 

FUENTE: www.circulaseguro.com